Oficina del Defensor del Inversor

La Oficina del Defensor del Inversor es una iniciativa específica para el fomento de las buenas practicas y la transparencia informativa entre los profesionales de la inversión, así como la defensa y orientación de los inversores mediante la información y asistencia a los usuarios de servicios de inversión cuando éstos consideren que sus inversiones se han podido ver perjudicadas por la conducta de entidades o profesionales de los servicios de inversión.

La Oficina del Defensor del Inversor también colabora con otras entidades, organismos e instituciones, que manifiesten su voluntad de cooperar en la consecución de dichos fines, mediante el desarrollo de acciones formativas, eventos específicos y campañas de sensibilización para el fomento del establecimiento de buenas prácticas y la transparencia informativa entre los profesionales especializados en la prestación de servicios de inversión.

Aquellos colectivos de clientes que se consideren afectados por la mala praxis bancaria y la incorrecta comercialización de productos financieros pueden contactar con la Oficina del Defensor del Inversor para obtener el consejo especializado de técnicos y letrados para la representación y defensa de sus intereses.

Los inversores pueden también obtener información sobre los contenidos de los registros oficiales o resolver sus dudas sobre normativa, servicios y productos existentes en los mercados de valores y sobre sus derechos y los cauces para ejercerlos en los sitios web de las siguientes entidades: